Share Button

Últimamente se oye mucho y sobre todo se ven muchos códigos QR. Y es que estos nuevos códigos de barra, como todavía aún hay gente que les llama, están ya presentes en el día a día de nuestras vidas y también de nuestras empresas. Con este post queremos explicar qué son y para qué sirven los códigos QR, así como aclarar qué utilidad le pueden dar a estos códigos emprendedores, autónomos y pymes.

Los códigos QR no son ni más ni menos que un sistema de codificación bidimensional, es decir, un código de barras, pero en dos dimensiones. Es por esto que la gente que habla de “los nuevos códigos de barras” no va tan desencaminada. Aunque la principal ventaja respecto a los códigos de barra de toda la vida es que en los códigos QR podemos introducir mucha más información con lo que las posibilidades de uso se multiplican.

Hace ya muchos años que los códigos QR están presentes entre nosotros, pero hasta que no han llegado a nuestras manos los iPhone y Android, estos códigos han pasado desapercibidos. Esto tiene fácil explicación, ya que un código QR es captado por la cámara de un teléfono a través de una aplicación específica y automáticamente se muestra la información que contiene ese código en nuestro terminal, convirtiéndose en una excelente oportunidad de marketing para todo tipo de empresas.

Esta información puede ser un simple texto, imágenes, enlaces a páginas web, vídeos, etc.. Es decir, son infinitas las posibilidades de promocionar nuestros productos a través de murales, revistas, flyers, folletos, pancartas o escaparates. Por ejemplo, imagínate que en un cartel de un negocio hay un código QR con el enlace hacia la Web de esa tienda. Cuando el potencial cliente capture la información de ese código accederá a un video en el que informa de un importante descuento, motivo suficiente para que ese potencial cliente, vuelva otro día a la tienda aunque en ese momento esté cerrada.

Otro ejemplo, imagínate una discoteca, que quiere vender sus entradas mediante códigos QR. ¿Verdad que sería muy práctico para el propietario de la discoteca vender estas entradas por Internet y chequearlas en la puerta a través de un teléfono con su app específica? Y si a esto le sumamos que puede tener un control exacto del aforo, de las entradas vendidas, de sus clientes…

En fin, como ves las posibilidades son inmensas. Los códigos QR no son unos simples códigos de barras, son mucho más, y con ellos las empresas pueden aumentar sus ventas a través de distintas estrategias de marketing como las que hemos comentado.

 

Artículo escrito por @robertomoragon

Share Button