Share Button

Una landing page (o página de aterrizaje) es una pieza fundamental en cualquier estrategia de marketing online. Con ella captamos clientes potenciales, con los cuales construimos una relación a través del email marketing. Cualquier empresario es consciente que captar un nuevo lead es muy complicado. Si hemos conseguido atraer la atención de un posible comprador, una de las fases más complicadas a la hora de generar un nuevo cliente, deberemos hacer las cosas bien para guiar al usuario en el ciclo de compra y conseguir nuestro objetivo. Para conseguirlo, tendremos que saber cómo mejorar la conversión de una landing page.

conversión de una landing page

El primer error que cometen la mayoría de empresas que operan en Internet, a la hora de optimizar una landing page, es considerar las páginas de destino como la home principal. Para mejorar la conversión de una landing page deberemos ofrecer una especie de alfombra roja al usuario, que permita satisfacer sus necesidades, evitando cualquier tipo de distracción que le aleje de nuestro objetivo.

Si has invertido en una estrategia de marketing online para generar conversiones, sería una pena que por no tener tus landing pages optimizadas, esa estrategia sembrada no diera sus frutos. Ya tienes a tu potencial cliente donde querías. Solo tiene dos caminos: o se queda (las posibilidades de conseguir una conversión se multiplican) o se va (si lo que encuentra en la página de destino no es de su agrado) ¿Quieres saber lo que NO tienes que hacer para evitar que tu potencial cliente huya despavorido de tu landing page?

estrategia marketing online

Los errores que lastran la conversión de una landing page

1- Diseño y estructura confuso

Los pasos para la conversión deben ser sencillos, o el potencial cliente perderá paulatinamente el interés, abandonando nuestra landing page. Evita cualquier punto de fuga: links, publicidad, o cualquier elemento que pueda desviar su atención.

2- Colocación deficiente de los CTAs (Call To Action)

Es esencial que todos los elementos de la landing page, y fundamentalmente los Call To Action, estén estratégicamente ubicados y destacados de manera que sigan un objetivo: generar conversión. Considera utilizar imágenes, diferentes tamaños de fuente, negritas, colores que contrasten para orientar la lectura del usuario.

3- Carga lenta de la landing page

Cada segundo de retraso que tarda una landing page en cargarse representa un alto porcentaje de posibilidades de abandono de la página de aterrizaje por parte del usuario. Según el estudio, un aumento de respuesta de la landing page de 2 segundos reduce un 3,8% la satisfacción de los usuarios, y un 4,8% los ingresos por usuario. Si no te puedes permitir el lujo de perder un 4,8% de tu facturación, elimina todo tipo de funcionalidades que puedan ralentizar tu landing page.

4- Scroll demasiado largo

Hoy en día, la tendencia de muchos negocios de colocar la mayor cantidad de información posible. Según un estudio realizado por ClickTale, el tamaño de la landing page no tiene ninguna influencia a la hora de abandonar la página de aterrizaje.

5- Optimización del formulario

Uno de los grandes errores. Solo es necesario seguir una simple regla: pedir la información imprescindible. Ya tendremos más tiempo para ir completando la información sobre ese lead, a medida que vaya avanzando en el ciclo de compra.

estrategia marketing online

suscríbete gratis al blog

Share Button