Share Button

Hoy en día casi todos tenemos una Web Corporativa en nuestra empresa en la que informamos de nuestros servicios, productos, sobre nuestra filosofía y la forma de contactarnos. ¿Pero qué ocurre si de repente, de un día para otro, no nos funciona ni la Web ni el correo? Una de las razones puede ser que haya vencido la fecha de renovación de nuestro dominio. ¿Cómo podemos evitar que esto ocurra?


Cuando registramos los dominios debemos hacerlo con nuestros datos correctos, con cuentas de correo que leamos a menudo, porque será a esta cuenta de correo (contacto administrativo) donde nos llegarán los avisos de renovación del mismo. Si directamente nos contrata el dominio la persona que realiza la Web, será esa persona quien se encargue de avisar de la caducidad.

Una vez caducan los dominios entran en una fase de redención, la cual dura 10 días en los .es y 30 en los .com, .org, .net

Durante este tiempo de redención no tendremos problema en renovar el dominio, siempre y cuando sea en la misma empresa donde lo registraste. Una vez pasado este tiempo, si el dominio está posicionado, debemos tener mucho cuidado porque lo pueden comprar empresas que los subastan y para volverlo a adquirir tendremos que pujar por él y pagar una cantidad muy superior al precio de un dominio.

El mayor problema que tiene la caducidad del dominio, es que se verá perjudicado todo el trabajo que hayamos realizado en SEO y se verá reflejado en el posicionamiento en los buscadores.

Si compras el dominio para tu Web en OZONGO, te puedes despreocupar por esto, ya que podrás activar una funcionalidad para la renovación automática en tus dominios y olvidarte de todo.

 

Artículo escrito por Pilar Casares


Share Button