Share Button

Abiword HTML Document

El SPAM supone un grave problema, no sólo para los usuarios que reciben gran cantidad de emails de este tipo sino también para las empresas que, sin saber el motivo, envian correos que no llegan nunca a sus clientes.

Hoy en día se debe tener mucho cuidado con los envíos de emails ya que, desde las palabras utilizadas en el propio email, hasta la forma de enviarlo y a quién, pueden hacernos entrar fácilmente en una lista negra de spam, con la consecuencia de que los filtros de correo de nuestros clientes rechacen nuestros emails.

Los principales motivos por los que se nos puede incluir en una de estas listas son:

– El destinatario de nuestro email no desea recibirlo, o no puede leerlo correctamente.

– El contenido de nuestro correo contiene palabras como “gratis” o “compre ahora”, o bien utilizamos muchos signos de exclamación o mayúsculas para escribir el asunto, entre otras cosas.

– Por un fallo en la seguridad de nuestra cuenta se están enviando emails de spam sin nuestro conocimiento.

– Realizamos envíos masivos de correo a nuestros clientes como por ejemplo de facturas u ofertas.

 

Aquí van algunos consejos para evitar que se incluya nuestra IP o dominio en una de estas listas:

– Asegurarnos de que nuestra base de datos de emails se actualiza regularmente, y que no existen emails incorrectos o que se hayan podido añadir de forma malintencionada, como por ejemplo list@domainnet

– Si utilizamos una IP dinámica para nuestro negocio, es recomendable solicitar una IP estática a nuestro proveedor de internet. Esto es para evitar que las IP que utilicemos estén ya incluidas en listas negras, ya que muchas de las compañías proveedoras de internet suelen tener gran cantidad de las direcciones que proporcionan a los clientes incluidas en estas listas. Podemos comprobar si nuestra IP se encuentra en alguna lista accediendo a una de las páginas que ofrecen este servicio, como por ejemplo mxtoolbox.com/blacklists

– Poner atención en los emails que enviamos:

No incluir frases agresivas como “Compre ya” o “Haga click aquí”.

Al enviar un mismo email a varios destinatarios diferentes, no incluir más de 10 a la vez.

No escribir el asunto de nuestro mensaje en mayúsculas.

No incluir enlaces en los que no confiemos.

A pesar de que tomemos todas las precauciones posibles, puede que nos incluyan en algún momento en una lista negra, y en este caso lo mejor que podemos hacer tras comprobarlo es tomar nota de los nombres que nos aparecen, como puede ser:  Barracuda, Spamcop, Spamhaus etc y buscar en internet el nombre que aparezca y la palabra “delist”

A veces es muy complicado sacar nuestra IP de estas listas, e incluso algunas compañías cobran por ello, pero en la mayoría de ocasiones consiste en rellenar un formulario explicando la situación, o simplemente esperar a que pase un tiempo que marca la compañía, en el cual si no se detectan nuevos envíos de spam se saca la IP automáticamente de su lista.

 

Share Button