Share Button

La web es el mayor activo para captar clientes y tus ventas dependerán de su optimización pero… ¿debes hacer un rediseño web o un cambio completo?

rediseño de web

Evidentemente, cada acción que decidas tomar debe ir encaminada a su perfecta adaptación a las diferentes características de tu marca online. Por ello, no puedes emprender a la ligera. ¿Quieres tomar las decisiones acertadas para tu site? Desde Ozongo te trasladamos nuestra opinión al respecto.

Si es esto lo que deseas, entonces aprende a conocer mejor lo que más conviene a un buen rediseño web. No es lo mismo un negocio en Internet que otro, y debes saberlo. Cada proceso que lleves a cabo en tu web ha de ser acorde a tus objetivos: ¿qué pretendes conseguir con tu site? A continuación te señalo los 4 consejos para saber qué cambios hacer en tu diseño web.

Camino objetivos

 

Dos vías hacia el buen rediseño web

1. Conocer tu necesidad. Antes de emprender cualquier tipo de estrategia debes comprender lo que más interesa a tu marca online: ¿qué necesito hacer? Partiendo de  la delimitación de estos objetivos, ya estás en condición de ejecutar los procesos de rediseño web.

Asimismo, debes saber el tipo de acción que más conviene a tu site, es decir, si tus metas comerciales se adaptan más a un rediseño web o más bien a un radical cambio de la misma. Está claro que si ya cumples tus objetivos de ventas, no hará falta apostar por la segunda opción, por lo que harás unos retoques menos significativos.

2. Escoger el mejor camino. Como decía en el punto anterior, no todas las empresas online son iguales, por lo que sus pretensiones no tendrán la misma dirección. Tu función como emprendedor ambicioso es optar por las mejores oportunidades de negocio para tu producto: ¿qué camino recorrer?

No es lo mismo un tipo de proyecto que otro, con lo que tu deber es acertar en la elección. Atiende a tus necesidades comerciales para saber qué hacer en cada momento, y nunca lo olvides: dependerá de las características de tu marca que optes por invertir en un equipo o bien en una agencia externa para el rediseño web de tu empresa.

rediseño de web

Fuente: PicJumbo

3. Ser objetivo. Está muy bien que abras tu mente a nuevas expectativas comerciales, y que incentives a tus empleados con prominentes iniciativas. Pero otra cosa es que de la nada generes una utopía: el ‘impossible is nothing’ solo debe servirte de alerta.

En el momento en que ya has analizado tu empresa, y con ella los objetivos que deseas alcanzar, no tienen ningún sentido que optes por plantear metas irracionales: no quieres conseguir más ventas, sino que deseas lograr tantas ventas. Es muy importante que tu rediseño web sea acorde a unos fines realistas.

4. Rediseño también en el contenido. Es evidente que todo cambio en el diseño de tu web deberá ir acompañado de una recreación de lo que introduzcas en la misma: la generación de contenidos. Haz que ambos campos se completen mutuamente para el bien de tus objetivos comerciales.

Muchas veces se subestima el trabajo de un generador de contenidos: requiere esfuerzo, tiempo, calidad y originalidad. No es una tontería, por lo que deberás dedicar los recursos oportunos, y no son pocos. Todo rediseño web que hagas o contrates tendrá que estar pensado según los contenidos.

En definitiva, ¿qué debo hacer a mi página web? Sencillamente los cambios necesarios para lograr la conversión: un buen rediseño web te ayudará a conseguir tus objetivos más deseados, como bien nos muestra Luke Summerfield, Director de Inbound Marketing de Savvy Panda.

Tienes la oportunidad de saber más sobre el mundo del ecommerce con la SUSCRIPCIÓN GRATUITA AL BLOG DE OZONGO.

Te recuerdo que puedes seguir nuestras publicaciones a través de nuestra cuenta de GOOGLE PLUS.  Y también interactuar con nosotros en el CANAL DE FACEBOOK DE OZONGO.

Y si lo que deseas es vernos en acción, entra en el CANAL DE YOUTUBE DE OZONGO.

Camino objetivos

suscríbete gratis al blog


Share Button