Share Button

La complicada labor de captar nuevos clientes, o fidelizar a los que ya tienes, ha precipitado la proliferación de dos estrategias de marketing online: el remarketing y el retarketing. El principal objetivo del remarketing y el retargeting, es seducir, tanto a clientes que ya han comprado alguna vez, como aquellos que nos visitan por primera vez, ofreciéndoles alternativas para mejorar su experiencia de compra: descuentos personalizados, gastos de envío gratuitos,…

remarketing y retargeting

En resumen, estas estrategias de marketing online que tan buen resultado están ofreciendo a la hora de conseguir y fidelizar clientes no son más que vías publicitarias que te permitirán seguir vinculado al público objetivo al que se dirige tu empresa.

¿Qué es el remarketing y el retargeting?

El retargeting consiste en la generación de impactos publicitarios de calidad (basados en comportamiento) a aquellos usuarios que se han interesado por alguna de las acciones tácticas de nuestra estrategia, o que han accedido a alguno de nuestras páginas de aterrizaje (landing pages). Es decir, el remarketing trata de incentivar a ese usuario que ha accedido a algún contenido nuestro, pero que finalmente no ha finalizado la compra.

El remarketing consiste en la generación de impactos publicitarios de calidad a aquellos usuarios que hicieron click en los enlaces patrocinados de los resultados de búsqueda. Esta solución nos permitirá vincular los esfuerzos de un anunciante en PPC (Google Adwords) y en Display Advertising.

estrategia marketing online

¿Por qué utilizar campañas de remarketing y retargeting?

Las campañas de remarketing y retargeting nos facilitan el seguimiento de los usuarios que visitan nuestra web, permitiendo segmentar la audiencia, mejorando las posibilidades de conversión ¿Qué conseguimos con esto? Pues muy sencillo: reunir datos sobre el comportamiento de los usuarios, de forma que podamos tomar decisiones de negocio fundamentadas. Vamos a ver por qué utilizar campañas de remarketing y retargeting.

1- Identificación del cliente. Ten en cuenta que estas estrategias de marketing online solo muestran la publicidad a aquellos usuarios que ya han visitado tu web, por lo que el remarketing y el retargeting no son técnicas de captación de tráfico, sino que son estrategias para  aumentar la tasa de conversión.

2- Ciclo de ventas. Es muy probable que muchos usuarios no estuvieran preparados para finalizar la transacción, cuando nos visitaron por primera vez. Con el remarketing y el retargeting, conseguimos que el visitante interesado en la compra no olvide nuestro sitio ni sus intenciones, recordándoselo de forma no intrusiva.

3- Segmentación. Estas estrategias de marketing permiten la segmentación de nuestros clientes de forma que sería posible mostrar anuncios de productos complementarios al de su última compra.

4- Control del gasto. Si llevas un control adecuado de tus visitantes serás capaz de hacer un cálculo estimado acerca del coste de una campaña concreta en base a los datos históricos de visitas.

estrategia marketing online

suscríbete gratis al blog

Share Button