Share Button

Durante primer cuatrimestre de 2013 se crearon en España más de 9.000 nuevas empresas según el ‘Estudio sobre Demografía Empresarial’ publicado por Informa D&B, lo que supone un crecimiento del 33%, con respecto al año anterior. Muchos de estos negocios, nacen en la realidad de Internet, un espacio al que los empresarios han tenido que adaptarse, y en el que una de las claves es la tasa de conversión.


tasa de conversión


Mucho se habla últimamente sobre la tasa de conversión dentro de los negocios en Internet. La verdad es que la conversión es el punto clave de cualquier empresa que articule su modelo de negocio dentro del mundo online, pero ¿Por qué es tan importantes la tasa de conversión para desarrollar un negocio en la red?

La importancia de la tasa de conversión dentro de los negocios online

Una de las principales ventajas de las conversiones es que pueden convertir, como su propia palabra indica, a un mero visitante, en un cliente potencial e incluso en un cliente final (funnel).

La clave está en lograr precisamente que esos visitantes que llegan a tu página, se queden (deberemos ofrecerles contenidos que aporten valor). Esta es la primera fase del embudo (funnel). Para avanzar en el ciclo de compra, es importante dominar las técnicas de conversión, para que los resultados puedan ser los esperados acorde con los objetivos marcados.

Para llegar al objetivo final: aumentar las ventas, son varios los métodos que se pueden utilizar para que los emprendedores en Internet consigan mejorar la tasa de conversión.



emprendedores

¿Cómo mejorar tu tasa de conversión?

1- Optimiza tus acciones de marketing

Estrategias como el Inbound Marketing, o marketing de atracción, en el que es el propio cliente el que se interesa por la empresa necesitan tiempo que funcionen. Optimiza tus acciones de marketing online para conseguir que los usuarios avancen en el ciclo de compra (SEO, SEM, blogging, redes sociales,…)

2- Atención al cliente

Muchísimos clientes tienen infinidad de dudas cuando visitan tu página web: formas de pago, políticas de envío, carritos de compra abandonados,… Intenta reflejar esta información de durante todas las etapas del proceso de conversión.

3- Formularios

A los compradores online nos les gusta nada dar datos en Internet. Debemos intentar pedir los datos imprescindibles para el envío y facturación. Los formularios largos pueden hacer que todos los esfuerzos dedicados a conseguir tráfico, se desplomen de un plumazo. Una regla no escrita: nunca pedir el registro antes de realizar la compra, la mayoría de los usuarios huirán de nuestra web.

4- Gastos de envío

Debes indicar con claridad quién soportará los gastos de envío del pedido, si éstos son gratuitos, resáltalo de alguna manera. Según estudios, más de la mitad de los usuarios se echan atrás a la hora de finalizar una transacción debido a los gastos de envío.

5- Ofrece contenidos que te diferencien de tu competencia

Un blog especializado, según el sector, te permitirá aportar valor a tus usuarios. Cuida las imágenes, ofrece vídeos tutoriales, para conseguir un alto grado de satisfacción en el usuario.

Muchas empresas centran sus esfuerzos en captar tráfico, pero tan importante es esa captación, como transformarla en clientes potenciales, y más tarde el clientes finales. ¿Tu web tiene bastante tráfico pero tu tasa de conversión es demasiado baja? En Ozongo te ayudamos a diseñar una estrategia orientada a mejorar las conversiones ¿Quieres saber más?



emprendedores

suscríbete gratis al blog

Share Button