Share Button

En la actualidad muchas empresas deciden dar un paso adelante y entrar de pleno en el mundo del comercio electrónico, sin mucha experiencia pero con decisión, deciden poner en marcha un proyecto en el cual depositan muchas esperanzas.

 Una vez creada su tienda online, muchos piensan que las ventas van a caer del cielo, que el hecho de tenerla publicada les va a repercutir ventas cada mes, que ya está todo hecho… y esto es una gran equivocación, la tienda online necesita tu ayuda para poder vender, y más que nunca en el momento inicial de puesta en marcha es cuando mayor empujón hay que darle.

Hay unas tareas iniciales esenciales que toda PYME debe realizar, algunas repercutirán directamente a la venta y otras no, pero todas son necesarias:

  – Tarjetas de visita: Es necesario crear unas tarjetas con tus datos de contacto y la URL bien destacada, para que tus clientes/contactos sepan que has creado una Web recientemente.

– Difusión boca-oido: amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo, de clase, etc. todo el mundo tiene que saber que has creado una tienda online, que pueden comprar tus productos a través de internet, más vale ser “pesado” que anónimo.

– Testimonios de clientes: ¿tienes algún cliente satisfecho? seguro que sí, habla con él y pídele una opinión de tus productos, y utiliza esta opinión para publicarla en tu tienda online y tus redes sociales, para presumir de tus clientes satisfechos.

– Newsletter: ¿tienes una lista de 100 emails de tu amigos o contactos? perfecto, puedes empezar por ahí. Envíales un newsletter para informar que tienes una nueva Web. Dentro de 3 meses, es posible que tu lista haya aumentado y tengas 500 contactos más; genial, más probabilidad de éxito en cada envío. Si no sabes cómo enviar estos emails ponte en contacto con una agencia especializada.

– Folletos de publicidad: crea unos folletos de publicidad con una oferta concreta y repártelos aunque sea por tu zona, para probar, es posible que de aquí te surjan algunos clientes nuevos.

– Google Adwords: Si necesitas tráfico directo a tu web esta es la opción más rentable hoy en día en Internet, ponte en contacto con algún proveedor para que optimice y gestione tu campaña y empieza así a obtener visitas a tu tienda online desde el primer día.

– Fotografías: utiliza imágenes de calidad en la tienda online, no solamente de tus productos, si no también de tus clientes. Por ejemplo, si vendes ropa infantil, muestra a bebés con tu ropa, de esta forma el cliente se podrá hacer una idea más clara de cómo será tu producto cuando lo compre para su bebé.

– Sección de actualidad: mantén informado a tus clientes, tanto de novedades de la empresa, mejoras del servicio, nueva gama de productos, etc.

– Escaparates y promociones. actualiza tus escaparates constantemente, puedes publicar, ofertas, promociones, descuentos especiales, Outlet, todo menos dejar 3 meses el mismo escaparate.

 En definitiva, una tienda online es como un coche, puedes llegar muy lejos con él, pero necesitas echarle gasolina y conducirlo bien para lograr tu meta, el coche por si sólo poco puede hacer.

Share Button